Kwon Ji Yong a.k.a G-Dragon ─ un hombre de 25 años, de Seúl, con una imagen andrógina y cabello decolorado ─ es la estrella del pop asiático más grande del momento. Descubierto por un caza-talentos cuando tenia 5 años, hizo su debut oficialmente en el 2006 como un miembro de BIGBANG, la banda de chicos que es la estrella del K-Pop, la escena de la música sur-coreana que ha conquistado al mundo con una mezcla de música Euro dance, ritmos urbanos y pop bubblegum.

Además de su éxito con BIGBANG, él también ha tenidos dos exitosos álbumes como solista: Heartbreaker en el 2009 y el reciente Coup D’Etat, además de varios proyectos adicionales. Su fama no se debe sólo a la música, sino también a su estilo y misterio y a su carisma que es casi de otro mundo que lo han hecho el ídolo de miles de adolescentes y la musa de diseñadores y directores de arte.

G-Dragon se ve como si acabara de salir de un anime de ciencia ficción: se parece al romántico pirata interestelar el Capitan Harlock y, como a él, le encanta el negro. Usualmente lo ves vestido con cuero y encorvado con un mechón de pelo cubriendo sus ojos. El K-Pop se hizo famoso en el occidente hasta hace poco, gracias a PSY y su loca canción Gangnam Style, pero G-Dragon esta lejos de la figura caricaturesca de su colega, a pesar de que ambos artistas están con la misma compañía discográfica, YG Entertainment.

El K-Pop es principalmente para un público más joven con melodías lindas y pegadizas sobre las dulces historias de amor adolescentes y sobre tardes saliendo con los amigos o yendo al centro comercial. Y sin embargo, mientras más choca con la cultura occidental, más cambia, y G-Dragon es la prueba. Lo que más llama la atención es cómo el K-Pop metaboliza las subculturas juveniles occidentales y toma prestados elementos y símbolos del rock-n-roll, punk, gótico la cultura club y el hip-hop.

La alianza con el hip-hop americano, en particular, está empezando a dar sus primeros resultados. Ejemplos recientes son las colaboraciones entre Kanye West y JYJ, will.i.am y 2NE1, y Lil’ Kim y Se7en; mientras que el último álbum de G-Dragon también cuenta con la participación de Diplo y Missy Elliott quien se unio a él en el escenario del K-Con en Los Angeles, la primera convención de K-Pop en Estados Unidos. La ocasión fue Niliria, una canción folclórica coreana con un toque rapero.

“Estaba buscando a alguien que ya fuera un artista establecido, no un recién llegado,” dice G-Dragon. “Invite a Missy Elliott porque siempre he sido su fan y afortunadamente ella acepto de inmediato. Ella estaba en una pausa del trabajo por razones personales y estaba un poco preocupada sobre como reaccionaría el público viéndola en el escenario después de tanto tiempo. El resultado fue fenomenal y fue un honor para mí y una experiencia increíble de aprendizaje.”

G-Dragon se enamoró del hip-hop siendo un niño al escuchar a Wu-Tang Clan. Cuando él tenía trece años, empezó a escribir y cantar sus primeras canciones de rap. Alguien en YG Entertainment noto su talento y lo hizo ‘estudiar’ el tema de inmediato. Con BIGBANG, G-Dragon es el rapero del grupo. Él tiene un tatuaje de corona en su antebrazo semejante a los que Jean Michel Basquiat pintó en las paredes de Nueva York, y alguien incluso lo ha comparado a A$AP Rocky.

La historia de G-Dragon es menos similar a la del rapero de Harlem que a la de Justin (Timberlake o Bieber: tú eliges), cuyo talento vocal y encanto adolescente fueron hábilmente cultivados por los agentes del mundo del espectáculo. Igual que ellos, el joven Ji Yong es contrario a la idea del artista como un producto en las manos de la industria del entretenimiento, pero al mismo tiempo él se da cuenta de lo importante que es satisfacer los gustos del público para alcanzar el éxito. “Tengo que cambiar un montón de cosas sobre mí,” admite, “incluyendo el tono de mi voz.”

Prueba de su versatilidad es Crooked, otro éxito de su más reciente CD. Esta vez el tema tiene una vibra punk, pero desde una perspectiva más amplia. En el vídeo se pasea provocativamente a través por los callejones de Brick Lane, el famoso lugar hipster de Londres, acompañado de una banda de rockabillies. Él alterna camisetas de los Sex Pistols y Black Flag (la cual lleva la frase Rich Kids en lugar del nombre de la banda) con un traje cruzado color azul polvo, y extravagantes atuendos punk.

Tener una imagen cuidadosamente arreglada es una prioridad en el show del K-Pop, y la moda y el conjunto del diseño juegan un papel crucial. Con G-Dragon, estos elementos encuentran un balance perfecto. De hecho, la joven estrella ganó recientemente el prestigioso Style Icon Award, prevaleciendo sobre varias estrellas coreanas y co-nominados, y él fue también la estrella de una exhibición en la galería Cais en Seúl con flamantes fotografías, objetos de interés y vestuarios. Su imagen corre a través de las mega pantallas que están por todas las ciudades asiáticas y en miles de smartphones alrededor del mundo. Los fans están hechizados por su aura surrealista que hace de G-Dragon la perfecta estrella del pop para la sociedad mundial de la era post digital: él es tan perfecto que incluso algunos pueden preguntarse si es real.

L’Uomo Vogue, Noviembre 2013 (#445)
Fashion Assistant Kim Ah Reum
Hair Stylist Kim Tae Hyun@Leekaja Hairbis
Makeup artist Heakyung Lim

Fashion editor Summer Bomi Kim
Fashion stylist Geeun
Photo by Hong Jang Hyun
DI FRANCESCO SPAMPINATO

Traducido al español: Marianiuxvip vía YG Latino América

**Si usas o compartes la traducción, da crédito. Gracias ^~^**

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s